Buscar
  • Marea Verde

La desgracia de (no) ser madre


Una vez más los medios lo hicieron... condenar desde el prejuicio y las ideologías a una mujer de 22 años que parió a los 7 meses, y su criatura murió horas después. "Hija de puta" y "malparida" fueron sólo algunos de los comentarios que lectorxs dejaron en las notas que los medios abrieron en sus portales y redes, para que así lo hicieran.

La construcción del discurso mediático, no fue más que el reflejo de la violencia estructural que sufrimos las mujeres. Ser madre soltera en sí, ya implica una condena social. Y si se sospecha, sospecha, que no lo quisiste, que lo desatendiste, y ni hablar de que lo abandonaste, serás aniquilada.

La noticia de uno de los diarios de mayor tirada en la provincia refleja esa condena y perversidad: desde el titulo ya se sentencia el "abandono" de la madre, aunque 3 párrafos después asegura que fue entregado a una mujer (¿no habia sido abandonado?). Y finaliza afirmando que el hecho "no fue esclarecido en su totalidad", sin embargo nunca se habla en potencial, una práctica muy habitual para quienes ejercemos el periodismo intentando informar con la mayor certeza y credibilidad, más aún si se trata de un hecho "confuso" como lo señalan también en la nota.



Lo que se observa en el resto de los medios no hace falta explicar: "no le dio una oportunidad", ilustrada con la foto de un ¿muñeco? en una caja de zapatos para alimentar el morbo. "Increíble fábula", "intento de fuga" de la joven, fotos de su rostro y la amiga "cómplice" (casi con seguridad tomadas de sus redes personales, o por lo menos no autorizadas por ellas).


Los medios lo hicieron otra vez, el sensacionalismo y la condena le ganó a la dura realidad y el contexto que atravieza una mujer que acaba de parir, su hijx se murió y encima fue imputada. La sociedad y los medios ya la juzgaron incluso antes que lo haga la justicia. Ni una sola nota leí en estos días donde alguien se pregunte qué le pasó a una mujer que llega a esa situación. ¿Tampoco a nadie le dio curiosidad saber quién es y dónde estuvo/está el padre de ese bebé durante todo este doloro momento que está atravesando la mujer? ¿No es él también responsable de la situación? De ella sabemos como se llama, cuantos años tiene, donde y qué estudiaba, que tiene otro hijo, donde vivía, y un par de datos más que los medios se encargaron de averiguar (o la Policía entregar), y publicar obvio.


De ella ya sabemos todo lo que los medios y la sociedad machista necesitaba para levantar el dedo y sentenciar a la mala madre. Porque en esta sociedad no hay lugar para la maternidad deseada, serás la madre que la sociedad te diga, o sino serás mala madre. Este abordaje mediático es disciplinador, para seguir replicando los comportamientos de una maternidad esperada. Lo que los medios nos contaron de esta mujer es sólo una pequeña parte de un drama estructural. Y en todo este proceso ¿dónde está el Estado? Hoy es un día triste, para ella y para todxs.


#violenciadegénero #violenciamediatica #chamical

0 vistas
logo marea verde.png
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram - Negro Círculo
  • Icono negro SoundCloud

© 2019 MAREA VERDE | De Antonella Sánchez Maltese